Diseños y métodos de investigación en traducción

Escrito el 10 de enero de 2015

La traducción es una de las actividades más antiguas del mundo (casi tanto como el lenguaje) y hoy en día, sin duda, una de las profesiones más requeridas en nuestra sociedad. En países como España, la creciente inmigración y la apertura total de sus fronteras ha provocado una demanda que se ha visto especialmente reflejada en nuestro sistema educativo. La proliferación de grados y programas de posgrado en traducción ha llenado las aulas de futuros profesionales que aspiran a desentrañar los misterios de la traducción y a aprender a sortear barreras lingüísticas y culturales. En la portada se muestra una secuencia de ADN basada en cadenas lingüísticas, y es que el ADN y la traducción tienen ciertamente mucho en común. Ambas contienen las bases del desarrollo de una nueva creación (en un caso, la humana y, en el otro, la textual) y ambas se resisten a revelar las claves de su secuencia de funcionamiento. Para determinar el orden exacto de dicha secuencia, en la traducción (como en el ADN), es necesario establecer el conjunto de métodos y técnicas científicas que nos ayuden a investigar sus procesos más básicos. Ana Rojo es profesora titular y directora del Departamento de Traducción e Interpretación de la Universidad de Murcia.

La traducción es una de las actividades más antiguas del mundo (casi tanto como el lenguaje) y hoy en día, sin duda, una de las profesiones más requeridas en nuestra sociedad. En países como España, la creciente inmigración y la apertura total de sus fronteras ha provocado una demanda que se ha visto especialmente reflejada en nuestro sistema educativo. La proliferación de grados y programas de posgrado en traducción ha llenado las aulas de futuros profesionales que aspiran a desentrañar los misterios de la traducción y a aprender a sortear barreras lingüísticas y culturales.

En la portada se muestra una secuencia de ADN basada en cadenas lingüísticas, y es que el ADN y la traducción tienen ciertamente mucho en común. Ambas contienen las bases del desarrollo de una nueva creación (en un caso, la humana y, en el otro, la textual) y ambas se resisten a revelar las claves de su secuencia de funcionamiento. Para determinar el orden exacto de dicha secuencia, en la traducción (como en el ADN), es necesario establecer el conjunto de métodos y técnicas científicas que nos ayuden a investigar sus procesos más básicos.

Archivado en: Libros
Comentarios: (0)

Deja tu comentario